Razones para el proyecto

 

En los techos Biosolares se pueden encontrar dos tipos de tecnologías: techos verdes y paneles solares. Ambas se unen para ser más efectivas en cuanto a beneficios se refiere. Los techos verdes son una buena herramienta para lograr una gestión adecuada de las aguas pluviales, aumentar la vida útil de la capa impermeabilizante del techo, disminuir los costes de la energía, mitigar el efecto “isla de calor” en la ciudad, mantener los hábitats de la fauna urbana, mejorar la habitabilidad de las propiedades e incrementar su valor tanto estético como comercial. Cualquier techo verde genera muchos beneficios y uno de los más importantes se considera que es de carácter económico, pues el aislamiento que proporciona reduce los flujos de calor en las temporadas cálidas, disminuyendo de ese modo el consumo energético. Esta eficiencia energética incrementará la demanda global de techos verdes. Por lo tanto, se hace evidente la necesidad de formar mano de obra cualificada que atienda la demanda del sector, siendo este uno de los objetivos del proyecto.

biosolar

 

 

Foto: Techos verdes y paneles solares en la villa Olímpica (S. Connop)

 

Un subproducto de este proyecto ha sido consultado extensamente por una amplia gama de organizaciones y personas interesadas, incluidos compradores potenciales de este servicio. Hemos aprendido que los clientes de empresa y particularesson cada vez más sofisticados en sus peticiones. Conscientes de los múltiples beneficios disponibles, estos clientes buscan un techo verde que contenga todos estos beneficios. Comercialmente las relaciones públicas son de suma importancia. Se precisa un proyecto adicional que desarrolle una solución que satisfaga esta necesidad. Buscamos desarrollar un techo verde que albergue tanto paneles solares (lo que reduciría aún más el costo de energía) como polinizadores, para estimular también la fauna urbana. La creciente conciencia sobre la disminución mundial de la población de las abejas de miel es un factor importante para estimular la conservación de los polinizadores. Cualquier contribución para contrarrestar este problema contribuye al bienestar general. Una investigación de la Universidad de Reading indica que un tercio de la dieta europea ha sido polinizada por una abeja. A menos de que este problema sea abordado con prontitud, una disminución en las poblaciones de la abeja de miel podría amenazar la cadena alimentaria.

 

POR QUÉ ES NECESARIO?

Los techos verdes ofrecen numerosos beneficios. En líneas generales, reducen el coste de la calefacción y el aire acondicionado en un edifico, estimulan la biodiversidad urbana, ayudan a la gestión del agua de lluvia e incrementan los espacios verdes de las ciudades y pueblos. En el año 2011, solamente el mercado estadounidense creció un 115% con 16M de pies cuadrados de techos verdes implementados.

 

En el documento del año 2008 producido por las autoridades competentes de Londres en materia de medioambiente y que tiene como título “Reporte Técnico en Techos Verdes y Jardines verticales: Apoyo a Londres, Política Territorial 2008”, se encontró que los edificios cubrían más de 24.000 hectáreas, un 16% del área metropolitana de Londres. Las estimaciones sugieren que, potencialmente, existen unos 10M de metros cuadrados en donde se pueden implementar techos verdes, dando como resultado un ahorro de 19.200 MWh al año y una capacidad para el almacenamiento de 80.000 M3 de agua de lluvia a nivel del techo.

 

Actualmente, existe una demanda de techos verdes en los que se facilite la instalación de paneles solares, debido a que la combinación de estas dos tecnologías genera múltiples beneficios. Un reciente estudio francés encontró que, mientras las plantas reducen la contribución del techo al efecto de “isla de calor” de la ciudad mediante la reducción de la temperatura del aire circundante a través de la evaporación, este enfriamiento ayuda a que los paneles fotovoltaicos funcionen de forma más efectiva. Las plantas también reducen los contaminantes del aire y las partículas de polvo, lo que permite que los paneles absorban más luz solar. Los estudios sobre el tema no están de acuerdo sobre las cifras que miden el aumento de la eficiencia reportado, pero este va de un 3% a un 16%. Lo anterior se suma al efecto ya conocido que tienen los techos verdes al reducir la temperatura del aire en el interior de los edificios, disminuyendo el consumo anual de energía en un 6%.

 

Adicionalmente, existe un interés creciente en el desarrollo de techos verdes que estimulen a los polinizadores, dado el importante declive de la población mundial de la abeja de miel.

 

Una investigación dirigida por el Dr Potts, de la Universidad de Reading encontró que:

 

  • Las abejas tienen un rol muy importante en la agricultura, si se tiene en cuenta que el valor comercial de las cosechas que se benefician de la polinización de las abejas es de entre £100 millones y £200 millones al año solamente en el Reino Unido.
  • Hubo un declive del 54% en la población de la abeja de miel en Inglaterra entre 1985 y 2005 en comparación con el 20% a través de Europa.
  • En Europa,un tercio de la comida consumida depende de la polinización de una abeja.

 

La Asociación protectora de la naturaleza “Buglife” patrocinó a un número de científicos del Reino Unido en la realización de una investigación de tres años que confirmó el enorme potencial que tienen los techos verdes especialmente diseñados para estimular el incremento en la población de polinizadores. Un reporte de esta investigación fue publicada en Marzo del 2012. En esta investigación también se revisaron estudios realizados en Suiza.

 

Estas dos innovaciones a nivel tecnológico reflejan el creciente conocimiento de los beneficios comerciales de los techos verdes que tienen los compradores, así como la importancia de las buenas relaciones públicas que esto genera.

 

Por esta razón, es necesaria la formación de mano de obra cualificada que atienda la demanda creciente de techos verdes a nivel global.