Biodiversidad: La provincia de Málaga

 

Pese a ser la provincia andaluza con menos extensión, Málaga es la que más espacios protegidos posee y eso es gracias a su variada orografía y a su amplia biodiversidad. Dentro del territorio provincial se pueden observar especies animales y vegetales que escasean en otras latitudes, como el pinsapo o el flamenco rosa. Teniendo en cuenta lo anterior no vendría mal recorrer los enclaves ecológicos más importantes del territorio malagueño.

De esta forma, la primera parada obligada es el Parque Natural de la Sierra de las Nieves, donde habita el antes mencionado pinsapo, una especie de abeto única en el mundo. Hay varias rutas senderistas que permiten al viajero acercarse hasta algunos de estos ejemplares sin hacer mucho esfuerzo y disfrutar de la gran biodiversidad existente. Precisamente, en la Sierra de las Nieves se pueden apreciar algunos de los ejemplares de cabra hispánica, que también se suele concentrar en otras zonas montañosas. Eso sí, en ocasiones, hay que realizar algunas rutas senderistas de cierta dificultad para poder observarlas. Más difícil resulta avistar a otros mamíferos autóctonos, aunque yendo en silencio nunca hay que descartar ver especies comunes, pero escurridizas, como el jabalí, el zorro, la liebre o el conejo.

                       sierra                       

Sierra de las Nieves

En algunos puntos del Valle del Genal y otras partes de la Serranía de Ronda hay quien puede presumir de haber visto distintos ejemplares de ciervo. Otros incluso aseguran que han observado los movimientos de la nutria común. Lo cierto es que la variedad de mamíferos que hay en estas y otras zonas de la provincia es muy amplia. Basta con ir hasta otros espacios protegidos como los Montes de Málaga, los Reales de Sierra Bermeja o los Alcornocales para apreciar de cerca algunos de estos animales. Además, hay otros lugares que no tienen protección ecológica, pero que cuentan con una interesante fauna mamífera, como ocurre en las zonas de Alhaurín de la Torre o la sierra de las Cabras.

Buitres y otras aves de interés

Con más facilidad, aunque a más distancia se pueden ver las numerosas aves que sobrevuelan de la provincia. Como ejemplo de la biodiversidad de la provincia tenemos al buitre leonado, al que muchos se han acostumbrado a observar en enclaves como el propio Torcal de Antequera, el Desfiladero de los Gaitanes o las Buitreras del Guadiaro. En pueblos como Cañete La Real hay un comedero donde, por tanto, resulta más cómodo verlos, aunque no es recomendable acercase en exceso para no molestarlos. En muchos puntos de la provincia, se pueden ver rapaces de muy diversa índole, desde el águila real al halcón peregrino, el azor o el cernícalo común.

 

griffon

 

Buitre Leonado

 

Capítulo aparte merecen las aves que se pueden avistar en los humedales y en las desembocaduras de la provincia de Málaga. Entre estos se encuentra la Laguna de Fuente de Piedra, conocida por acoger cada año a una colonia de miles de ejemplares de esta ave migratoria. Cada verano tiene lugar allí un anillamiento de los polluelos, al que suelen acudir decenas de voluntarios. Para verlos basta con acercarse al perímetro de esta zona húmeda, fácilmente accesible en vehículo. Es recomendable realizar una ruta a pie o en bicicleta por sus alrededores para apreciar no sólo al flamenco rosa sino a otras especies propias de esta avifauna, como garcillas, patos, cigüeñuelas o correlimos, entre otras